Pastoral

HISTORIA DEL PLAN DIOCESANO DE PASTORAL

Al ser instituida nuestra Diócesis de Parral en el año del Señor de 1992, el 4 de noviembre, aunque con poco número de sacerdotes, se tenía un gran entusiasmo por salir adelante siempre con la Gracia de Dios.

Cerca de nueve años se avanzó con mucha fuerzas, con la identidad de la Nueva Diócesis; pero cada hermano sacerdote trabajando por su lado, incluso en las fortalezas de los grupos parroquiales o de los movimientos laicales no había un contacto directo a nivel diocesano que conjuntara todo ese esfuerzo.

Fue a raíz de la Novo Millennio Ineunte, con la cual el Señor Obispo Don José Andrés Corral Arredondo, tuvo a bien convocar para iniciar los trabajos para un Plan Diocesano de Pastoral; y el 21 de febrero de 2001 entrega su Primera Carta Pastoral poniendo toda la programación pastoral bajo el signo de: “la santidad, la oración, la gracia, escucha y anuncio de la Palabra y la comunión”.

A partir de ese momento de nombró al Padre Carlos Tarango como Vicario Diocesano de Pastoral y un Vicario por cada zona pastoral de la Diócesis, y hasta en octubre del 2003 se realizó la Asamblea Diocesana para sacar el Marco de la Realidad, compartiendo experiencia de todas las parroquias.

Para el mes de Marzo del 2004 se nombra nuevo vicario de Pastoral al padre J. Manuel Pizarro M. quien conformó la Nueva Comisión por sacerdotes, religiosas y laicos, el fin fue preparar el Primer Plan Diocesano para Octubre del mismo año, el cual se entregó “ad experimentum” por un año.

En la evaluación del primer plan se pidió presentar un plan, que no fuera tan lleno de actividades y con lineamientos aplicables a las zonas y parroquias como a los diferentes movimientos diocesanos. También se pidió invitar a especialistas en planeación estratégica, para ello contamos con la presencia de Instructores del Tecnológico de Monterrey de la Fundación del Empresariado Chihuahuense; y se procedió a entregar el siguiente Plan Diocesano, junto con la 2ª. Carta Pastoral a los XV años de la Diócesis y por un período de vigencia de 5 años 2007-2012, entregándose el día 25 de Noviembre del 2007 solemnidad de Cristo Rey.

Cabe mencionar que se buscó aplicar el Plan Diocesano al Documento de Aparecida y a la Misión Permanente Continental.

Algunos de los frutos conseguidos gracias a este Plan, Se nombraron sacerdotes como asesores y laicos coordinadores de Movimientos laicales, con la comisión de catequesis Programa de textos del Catecismo para dos años, Documento sobre los estatutos para la formación y operatividad del Consejo Parroquial de Pastoral, entre otros…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *