SAN_JOSE_2_WEB

SAN JOSÉ Y LA AUTORIDAD COMO SERVICIO

En una época como la nuestras donde muchos desórdenes se originan confundiendo la autoridad con el poder, la figura de José nos ayuda necesariamente a purificar esa idea mostrando que la autoridad es sobre todo un servicio que Dios le confía.
En efecto, en San José se realiza un misterio de autoridad desde su interior, con una paternidad del todo divina. San Pablo refiere toda paternidad como originada en Dios Padre (Efesios 3,15) por lo que la paternidad de san José es un signo de la donación de Dios, de una manera sencilla y pobre, según su voluntad, pero al mismo significando absolutamente el ser padre de Jesús.
Los primeros patriarcas: Abraham, Isaac y Jacob representan la primer Alianza, que es una alianza con los padres fundada de la autoridad de Dios. Luego con Moisés nos viene la Ley y posteriormente el pueblo de Israel pide un rey, como los demás pueblos. Pero en su designio original Dios solo quería que la autoridad fuera la del padre.
Es la historia de la salvación, con sus tres distintas formas de autoridades sucesivas: paternal, legal y real, donde podemos comprender el papel de San José dentro de la Iglesia. En la nueva Alianza Dios renueva todo radicalmente y lo hace desde una familia.
La sagrada Familia es una nueva manera de actuar de Dios a través de la acción del Espíritu Santo. Todo parte del corazón de María y de la autoridad paterna de José. Una autoridad absolutamente ligada al misterio de una fuente, de una fecundidad materna que proviene directamente de Dios.
La autoridad de José es más grande que la de los patriarcas, ya que su autoridad es sobre el Hijo de Dios. En efecto, la autoridad es más o menos grande según las personas sobre las que esta se ejerza.
La vida de María y José, así como todo el caminar de Jesús, son una manifestación de la verdadera autoridad vivida como servicio, como consagración a hacer enteramente la voluntad del Padre. Que sean nuestros modelos para servir a los demás y glorificar a Dios con nuestras vidas.

VIDA DIOSCESANA
HIPÓLITO ROACHO CENICEROS
SEMINARISTA DE TEOLOGÍA